Etiquetas

, , , , , ,

Cayetano Martínez de Irujo siempre me ha caído bien . Decir que es educadísimo es una obviedad, porque, si no lo es un miembro de la Casa de Alba, con título de Conde de Salvatierra, a ver quién lo va a ser. Pero servidora ha conocido a algún grande de España a quien la formación recibida de poco le ha servido y educado, educado, no se muestra; así que lo resalto: Cayetano Martínez de Irujo es correctísimo, encantador y un agradable conversador. Eso sí, un gran deportista, francamente, yo no se si se le puede considerar. Que lleva toda la vida montando a caballo, es  verdad…, pero sin grandes logros conseguidos.  Por eso sorprende que, de pronto, alguien le proponga al Premio Príncipe de Asturias del Deporte. A lo mejor tiene méritos para otro, pero por el mero hecho de haber estado en diversas  comisiones deportivas para favorecer las tareas de los profesionales y ser presidente de la Asociación Mundial de Jinetes, yo creo que no se alcanza ese grado, que debe ser excelso, para obtener tan señalado premio.. Según rezan las condiciones estipuladas, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes se puede otorgar a la persona, Institución, grupo de personas o de instituciones que, además de la ejemplaridad de su trayectoria, hayan contribuido con su esfuerzo de manera  extraordinaria al perfeccionamiento, cultivo, promoción o difusión del deporte. Y francamente, me parece mucho decir de la carrera de Cayetano Martínez de Irujo. Desde que el galardón naciera, en el año 1987, sólo una persona lo ha recibido, no por sus méritos deportivos, sino por su tarea institucional y ha sido Juan Antonio Samarach como presidente del COI. Y creo yo  que las trayectorias de ambos no son comparables. Que se proponga a Cayetano Martínez de Irujo y por lo tanto se equiparen sus logros a los del propio Samaranch o a los de Rafa Nadal, Severiano Ballesteros o la Selección Española de Fútbol, resulta cuanto menos sorprendente. Y hasta entiendo que haya a quien le provoque el enfado. A mí, sin llegar a tanto me provoca cierta tristeza pensar que algunos de nuestros grandes deportistas,  varias veces campeones del mundo en sus disciplinas, como Ángel Nieto, Carlos Sáinz o Jorge Lorenzo  no lo hayan recibido todavía, a pesar de haber sido propuestos en alguna ocasión y que se lo pudiera llevar Cayetano. Yo creo que sería muy injusto, y que, además, degradaría uno de nuestros más reconocidos premios Internacionales.

La Gaceta de Salamanca

Anuncios