Etiquetas

, , , , ,

Aún no me he repuesto tras ver las imágenes delictivas y a mí entender casi asesinas de Miguel Ángel Flores retirando las vallas del Madrid Arena para que todos los jóvenes que se encontraban en la puerta accedieran a la sala y esta se llenara. Se ve que, no contento con haber vendido el doble de entradas que permite el aforo, tenía mucho interés en que aquel lugar estuviera los suficientemente lleno como para que fuera un acontecimiento. Supongo que no se le pasó por la cabeza que realmente sus acciones podrían derivar en una absoluta tragedia, pero la realidad es que eso fue lo que ocurrió y que cualquiera con menos experiencia que él debería haber pensado que existía esa posibilidad.

Despuès de esas imágenes, creo yo que no cabe ya hablar de negligencias y que ha llegado el momento de que la Justicia actúe rápidamente. Miguel Ángel Flores, que aún dudo de si sigue organizando fiestas o no, no sólo es un caradura que trata de rodear la legalidad como puede, para sacar más dinero del que le corresponde, sino que es un irresponsable sin escrúpulos capaz de cualquier cosa con tal de que su negocio prospere.

Al parecer la investigación Judicial podría llegar a demostrar, tras estas contundentes pruebas, que los homicidios que tuvieron lugar aquella terrible noche, no fueron imprudentes sino dolosos. ¿Qué significa eso? Pues básicamente que la pena pasa de  1 a 4 años de prisión a entre 10 y 15 años de cárcel. Y me dirán ustedes que yo soy muy bruta, pero creo que un personaje de estas características incluso merecería más. Sobre todo porque tras ver su sangre fría, sus sonrisas, sus ganas de seguir celebrando y cobrando por celebrar tras las muertes habidas en un local de su propiedad, una piensa que este hombre no debe tener alma. ¿O acaso alguno de usted podría volver a comer y a dormir después de que en alguna de sus empresas o en cualquier lugar del que ustedes fueran responsables se hubieran producido cinco muertes?

Se me abren las carnes pensando en que aquella noche, como tantas otras en las que Flores y otros como flores se empeñaron en conseguir beneficios a costa de lo que fuese, podrían haber muerto muchos más jóvenes. Tal vez alguno de los que nos da las buenas noches antes de acostarse.

La Gaceta de Salamanca

Anuncios