Etiquetas

, , , , , , , ,

Dra. Amaya Bélanger-Quintana. Médico Adjunto Unidad de Enfermedades Metabólicas. Servicio de Pediatría. Hospital Ramon y Cajal.

– ¿En qué consiste el síndrome del olor a pescado?

– La trimetilaminuria es una enfermedad por la cual uno de los componentes o aminoácidos de las proteínas llamado colina no se procesa adecuadamente, dando lugar a unas sustancias llamadas trimetilaminas. Estas sustancias se eliminan por las secreciones corporales, sobre todo el sudor y la orina, dando a estas secreciones un olor especial similar al del pescado. Los pacientes no sufren consecuencias físicas por este trastorno, pero puede tener problemas psicológicos secundarios a la repercusión negativa a nivel social que tiene el mal olor corporal.

¿Por qué se produce?  

– Es una enfermedad genética, hereditaria, pero existen grados diferentes de severidad y es preciso que el paciente coma alimentos ricos en colina para que se ponga de manifiesto.

¿Cuál es su tratamiento?

– La enfermedad no tiene repercusión salvo el mal olor. Por lo tanto el paciente puede tomar una dieta normal si lo desea.

– En caso de querer evitar el olor hay 3 pilares en el tratamiento:

· Una dieta con menos colina. Los alimentos ricos en colina son pescados, mariscos, carnes, casquería y la clara de los huevos. Se recomienda una dieta mediterránea rica en cereales y legumbres, tomando un máximo de 100g diarios de carne y evitando en lo posible pescados, mariscos y clara de huevo.

· Higiene. Es preciso una higiene exquisita, con al menos 2 duchas diarias y con cambiado de la ropa interior al menos 2 veces al día. Las mujeres deben esmerar la higiene de su zona íntima y los varones retirar el prepucio y limpiar y secar el glande tras cada micción. Utilizar desodorantes y jabones de olores neutros porque la mezcla de olores puede ser incluso peor que el olor propio de la enfermedad.

· En casos en los que las medidas anteriores sean ineficaces, y sólo de forma temporal, se pueden tratar con un antibiotico que elimina la flora bacteriana intestinal. Esta flora bacteriana participa en la digestión y metabolismo de la colina. Al eliminarla se reduce la trimetilamina y mejora el olor. Por desgracia, estos antibioticos tienen efectos secundarios que impiden su uso habitual.

¿Tiene cura?

– A dia de hoy no, ya que la terapia génica no está disponible. Sólo es posible realizar tratamiento sintomático.

¿Quienes son las personas más proclives a padecerlo?

– Aquellas con el trastorno genético que determina esta enfermedad.

Pero ¿aparece de repente, o es de nacimiento?

– Los pacientes tienen el trastorno desde que nacen. Sin embargo, hay pacientes con formas más suaves y otros con formas más intensas. Además es necesario que el paciente tome alimentos ricos en colina, así que hasta que un niño no toma carnes y pescados es poco habitual que se detecte. También influye si el paciente suda mucho o no, el tipo de olor corporal de cada uno (que mezclado con el olor de la trimetilamina será más o menos desagradable), el tipo de dieta que sigue (la cantidad de distintos alimentos), si en un momento dado tiene sobrecrecimiento bacteriano que favorezca la formación de trimetilaminas, etc.

¿Se puede prevenir?

– No. La única prevención posible sería el consejo genético. Conociendo las mutaciones sería posible el diagnóstico prenatal.

¿Cuántos casos hay en nuestro país?

– No hay un registro de pacientes y por lo tanto no se sabe a ciencia cierta. Antes era una enfermedad sólo conocida entre los científicos dedicados a enfermedades moleculares que se suponía muy esporádica, pero desde que se conoce más a nivel de atención primaria en los últimos años se nos remiten muchos pacientes y es probable que haya muchas personas sin diagnosticar.

La Razón

Anuncios